Buscar

Las Cosas de Niceto

“Al final sí vienen a cenar ¿Y ahora qué hacemos?” Cositas para compartir, para disfrutar, para sorprender, para degustar o para salir del paso. Ni Niceto soy yo. Ni ella es ella. Cocinar, escribir, viajar, hacer fotos, decorar y compartir con ella, las pasiones de Niceto. Un blog de recetas con historia, viajes y otras HISTORIAS.

mes

agosto 2012

Salmón con sésamo y pasta al vino blanco

Se empeñó ella. Yo llegué a casa a las 18:23 horas, con calor y cansancio, y vi el paquete descongelando en la cocina. Me dio algo de bajón. “¿Pescao?”. Yo venía pensando en una pizza casera al horno, en una hamburguesa gourmet, en salir a cenar fuera. En cualquier otra cosa pero ya no había vuelta atrás. La intenté convencer en la piscina, probé su resistencia, la hablé de Telepizza, hice mención al chino, también me acordé de Tommy Mel’s. Incluso llegué a chantajearla pero se mantuvo extrañamente firme. Luego, por la noche, me dijo: “Vete al salón que yo lo hago”.

Seguir leyendo “Salmón con sésamo y pasta al vino blanco”

5 Jotas, un regalo que es eterno

Vi el papel de regalo, me acerqué y me olió demasiado fuerte para ser un pack típico de calcetines. Además, ella no suele. El aroma me sonaba, pero el envoltorio con motivos infantiles me despistó. No sabía qué pensar. Estaba aturdido. Rasgué el papel y descubrí una caja verde alargada que ponía ‘5J’. Suspiré una, dos y tres veces. Luego tragué saliva, porque me desbordaba. Era una caña de lomo ‘5 Jotas’ y yo acababa de cenar. Fue un gran regalo. Seguir leyendo “5 Jotas, un regalo que es eterno”

Unos rusos con sobras y algo de queso

Las sobras no tienen por qué resultar anodinas. Todo lo contrario, son un reto para crear algo que nunca harías. El rendimiento en la cocina es vital en el día a día: optimizar los recursos existentes para lograr el mayor beneficio posible. Son principios de economía básica llevados a la empresa más pequeña que existe en nuestra sociedad: la casa. ¿Por qué tirar si se puede aprovechar?

Seguir leyendo “Unos rusos con sobras y algo de queso”

“Señor Wagaboo, dos mojitos más por favor”

‘Barra libre de mojitos, los jueves’, leímos un viernes a las puertas del Wagaboo. Así que nos dio tiempo a mentalizamos durante toda una semana. “Estos no saben quiénes somos nosotros, jaja”. Llegó el día y “mojito, aquí, mojito aquí”. Hasta doce veces. Sí, doce. Seis para ella y seis para mí, y porque nos dio la risa. De la comida, apenas me acuerdo pero tengo pruebas. Recuerdo más la risa de ella, su vestido verde, su mirada pícara, sus alucinaciones posteriores y que fue ella quien me dio el Espidifen 600 al día siguiente. Ella se tomó dos.

Seguir leyendo ““Señor Wagaboo, dos mojitos más por favor””

Por las playas del Algarve en un Fiat Panda

Ahora sé lo que siente Pedro Martínez de la Rosa cuando es adelantado por todos. Un Fiat Panda fue el motor de nuestro viaje al Algarve. Fuimos lentos pero felices. Arrancamos en el aeropuerto de Faro y dormimos en la ciudad. Al día siguiente, a la Marinha y Carvoeiro por miles de autopistas con peaje y con Radio Comercial a todo volumen, hasta llegar a Portimao, segundo lugar de residencia. Desde allí a Tres Irmaos, Alvor, la playa de Dona Ana, Lagos, Benagil, Abandeiro, Sao Rafael, otra vez Carvoeiro y cientos de veces Portimao.

Seguir leyendo “Por las playas del Algarve en un Fiat Panda”

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑