Fue como un Letslunch pero en casa Niceto. Una cena de trabajo con los del trabajo, porque vimos el partido del Madrid y porque no paramos de hablar de nuestros jefes, del que nunca hace nada, del que quiere hacer todo, del que llega tarde, del que no llega, del que sólo aparenta, del pelota…. Y da la casualidad de que siempre es el mismo el que engloba los aspectos negativos. Bueno, voy a hablar de la quiche de Niceto, que me enciendo.

La mesa fue un espectáculo. Era muy sugerente. Había dos tortillas de patata, canapés de jamón con pan de tomate, una pizarra de quesos con pan también de queso, nachos con guacamole, saladitos de panceta y otros de jamón, choricitos criollos y blanquitos, aunque esto último no aparece en la imagen porque salieron calientes de cocina. Pero sin duda, el pincho estrella fue la quiche de bacon y nueces.

Niceto utilizó dos masas, una la hizo de hojaldre (tarda menos en el horno) y la otra de masa brisa (queda más firme). Pero el procedimiento fue el mismo: puso las masas en dos moldes redondos, las dio forma, pinchó la parte central con un tenedor y las puso a fuego lento en el horno. Cuidado que no se hinchen, se eleven y se estropeen. Hay que vigilarlas frecuentemente.

Para el relleno, Niceto frió el bacon bien hecho y lo retiró. En la misma sartén redujo bastante nata para cocinar (1l) con sal y pimienta. Luego introdujo el bacon en tacos. Una vez quitado del fuego y cuando empezaba a enfriar, Niceto añadió un huevo batido y removió todo. El cometido del huevo es hacer espesar la mezcla en el horno.

Con la masa un poco dorada, Niceto vertió la mezcla, la esparció con regularidad y luego troceó nueces peladas por encima. También se puede añadir cualquier tipo de queso, calabacín en tiras, setas, pollo asado, pincho moruno, rúcula, salmón… Miles de ideas.

Las dejó en el horno durante unos 20 minutos a 180 grados y luego, la de masa brisa la sacó del molde y la puso directamente en la rejilla del horno para que se terminara de hacer por debajo. El resultado fue asombroso y, al día siguiente, incluso estaban mejor. Es otro clásico de la cocina de Niceto.

Canapés de jamón con pan de tomate

Pizarra de quesos con pan de queso

Por cierto, empató o perdió el Madrid, no me acuerdo. Pero el vino blanco estaba buenísimo. Cayeron un Albariño y un Cune blanco de Haro. Hasta la próxima ‘lunchers’.

Anuncios