Pastel de puerro

Fresco, ligero, rápido y como le gusta a Niceto: de limpia ejecución. También es versátil, como Essien. Vale para el día a día, para una cena más especial, para quedar bien ante tus padres, para ligar o para rellenar el maldito ‘tupper’ de mañana. Venga va.

Niceto lo hizo muy fácil. Pochó en una sartén un puerro y medio calabacín, todo bien troceado. Saló al gusto y reservó.

A parte, en un bol, batió cuatro huevos, añadió unos 200 ml de nata y media tarrina de queso de cabra President. Removió muy bien la mezcla hasta unificar texturas (y sal). Por último, incorporó la verdura previamente cocinada y volvió a remover.

Con la mezcla, Nicetó rellenó seis moldes individuales de aluminio (también pueden ser de silicona o el típico molde de bizcocho alargado) y lo puso en el horno al baño maría (en una fuente cubierta de agua): 20 minutos a 180º. Si los pinchamos con un cuchillo y sale seco es que ya están. Desmoldar en frío.

En vez del queso de cabra, también se le puede dar un toque diferente con trocitos de salmón, de bacon, con setas troceadas, trigueros, queso azul…

Pastel de puerro

Ingredientes para 4: Un puerro, medio calabacín, 4 huevos, 200 ml de nata, queso de cabra President y el ánimo de ella.

Anuncios