Sepia con mahonesa negra

¡Ay Dios, que Niceto se ha puesto a dieta! Y ella. Jaja. ¿Ahora que hacemos? Pues seguir, porque Niceto tiene una obligación que es cumplir con este blog y lo va a hacer. Siempre hay días especiales y recetas espectaculares bajas en grasas. Por ahora, nos deja un consejito de una mahonesa que hizo antes de cercenar su alimentación en pro de un verano más ligero. Es decir, que no es muy de dieta.

Nos despedimos de la vida loca, por un tiempo, cenando ‘Sepia con mahonesa negra’. Te quedas con la gente, porque cree que es tinta de calamar. El sabor no varía en exceso de una mahonesa normal pero la sensación es muy recomendable. Diferente. Niceto dio la idea, porque la mahonesa la hizo ella. Es otra de sus especialidades.

Puso un huevo en un recipiente, un poquito de vinagre y la sal. Metió la batidora, la apoyó en el fondo y le dio caña sin moverla mientras vertía poco a poco aceite. La mezcla comenzó a espesar. Según cogía cuerpo fue realizando movimientos suaves, ascendentes y descendentes, hasta que quedó homogénea. Luego viene el toque especial: Niceto añadió tinta de calamar (un sobrecito) y movió hasta que la mahonesa quedó negra. Y ya está. Una salsa diferente para acompañar esta sepia a la plancha, o unos chipirones o lo que se te ocurra. Sorprenderás, seguro.

Sepia con mahonesa negra

Anuncios