Croque MonsierUn entrante de esos que complementan una gran cena, de los que gustan y llenan, de los que se recuerdan y se imitan. El ‘Croque Monsieur’ nació en un café parisino a principios del siglo XIX. Es un ‘fast-food’ a la francesa, típico de los bistrot de Montmartre o de las ‘boulangerie’ a pie de la torre Eiffel.

El original es un sándwich de jamón cocido y queso gruyere, bañado con bechamel y horneado con queso por encima. Pero con los años se ha refinado y ahora adopta múltiples variaciones. Su concepto también se utiliza incluso en la alta cocina francesa. El típico pan de molde se puede sustituir por pan rústico, de semillas, de tomate, de aceitunas negras, de cereales… Y el relleno puede ser variado: de jamón serrano, pollo, salmón ahumado, champiñones, gambas, paté, jabalí laminado… Además, le va bien cualquier tipo de queso y ya sabemos que la gama francesa es infinita. En Nueva York triunfa ‘La Maison du Croque Monsieur’ (17 East 13th Street), con recetas americanizadas pero siendo fieles, sobre todo, a los quesos de origen francés.

El ‘Croque Monsieur’ de Niceto es una de estas versiones del original. Lo hizo de mousse de pato (muy galo, también), con reducción de nata (en lugar de la típica bechamel) y crema de queso camembert.

Untó una rebanada de pan de molde sin corteza con la mousse y la otra con la crema. Juntó el sándwich, lo cortó en cuatro cuadraditos  y los bañó con nata, previamente reducida al fuego con un par de cucharadas del propio paté de pato. Dejó el pan bien mojado para evitar que se secara en el horno, donde los doró con queso rallado por encima durante unos cinco minutos.

Deliciosos y con grandes posibilidades para improvisar. Siempre gustan. A ella, ya sabes, le encantan.

Croque Monsier

Anuncios