Solomillo de pimienta negra y reducción PX

Comida de domingo. O de lunes, depende de ti. La combinación suena muy bien y queda mejor. Tampoco es difícil, ni caro. Ni pesado, ni escaso. Además tiene amplio margen de error, así que malo será si fallas.

Niceto acertó a la primera. Abrió un solomillo de cerdo con un cuchillo, para dejarlo totalmente plano. Como si fuera un filete gigante. Y untó en el centro una tarrina de paté de corzo. Otras veces lo ha rellenado de setas con nata, o de bacon con dátiles, o de queso de cabra con nueces. Eres libre.

Luego lo enrolló, poniendo lonchas de bacon por el exterior, hasta formar un canuto enorme. Lo ‘apretó’ con un hilo de cocina y lo ató bien atado. Luego lo puso en una bandeja de horno, que tenía de base una cebolla en juliana, un poquito de aceite de oliva y una ramita de romero. Después lo regó todo con un chorrito de Pedro Ximenez, para darle un toque dulzón.

10 minutos a 200 grados. Dar la vuelta y dorar un poco por el otro lado, intentando que quede el bacon crujiente por el exterior y el solomillo jugoso en el interior. Confío en tu ojo.

Por último, es conveniente triturar la salsa para que quede más ligada. Filetear el solomillo y presentar con gusto y ganas, que por la vista también se come.

Solomillo de pimienta negra y reducción PX

Ingredientes para cuatro o más: Un solomillo de cerdo, una tarrina de paté de corzo, una cebolla, un poquito de romero, bacon y Pedro Ximénez. Disfruta comiendo.

Anuncios