Tortilla en Mini Cocotte

Síguenos en Twitter Sigue ‘Las Cosas de Niceto’ en Twitter

Cocinar en Mini Cocotte es un placer, un vicio, una afición. Puede sonar ridículo, pero engancha. Son tan monas. Nos trajimos dos de la península de Quiberon en nuestro viaje por la Bretaña francesa, donde se han puesto de moda, y desde entonces no paramos de crear.

¿Qué es una Mini Cocotte?

Es un mini cazuela típica de Francia, que suele ser de hierro fundido o de cerámica. Son piezas únicas hechas a mano y su mayor ventaja es que conservan el aroma de los alimentos y el calor de los platos hasta que llegan a la mesa. Es cocina de detalle, minuciosa y de un alto grado de imaginación. Son válidas para vitrocerámica, horno, microondas, congelador y lavavajillas. Tiene un sinfín de posibilidades creativas para platos salados o dulces. También puedes hacer ‘fondues’ de queso o chocolate.

Tortilla de patata con calabacín

Tortilla en Mini Cocotte

Niceto utilizó aquel día las Mini Cocottes para hacer tortillas unipersonales y con muy poco aceite. Peló y limpió una patata mediana, la envolvió en papel film (la pinchó con un tenedor) y la metió cinco minutos al microondas. Luego la cortó y la frió con un pelín de aceite y daditos de calabacín en una sartén. Todo en pequeñas proporciones. Batió dos huevos en un bol con un poquito de leche y luego echó la patata y el calabacín.

Mientras, calentó las Mini Cocottes en la vitro con un dedo de aceite bien esparcido y echó con sumo cuidado la mezcla en ambas. Tapó y dejó hacer a fuego muy lento (1), durante media hora hasta que se cuajó el huevo. Muy, muy lento y con cuidado para que no se salga. Y ‘voilá’, una tortilla diferente. También se puede hacer con la Mini Cocotte al baño maría en el horno, para que se cocine más rápido (pinchar con un cuchillo para dejarla al punto deseado). Preciosa y deliciosa. 

Ingredientes para dos: Una patata, un poquito de calabacín y dos huevos.

Anuncios