Sepia negra

Ay, amigo. Qué pureza, como diría aquel. Un toque diferente y gustoso. El contraste negro y blanco me atrae, en la mesa y fuera de ella. Sepia a la plancha con mahonesa es una comida común, que un pequeño toque puedes hacer especial. Te preguntarán por ella.

Niceto fríe la sepia troceada con un poco de aceite de oliva y un ajo sin pelar al lado. Cuando empieza a pegarse a la sartén y salen esas costrecitas marrones es que ya está. Entones añade un sobrecito de tinta negra, la cocina brevemente. Y unas cucharaditas de mahonea. Lo retira del fuego y remueve con ánimo. Sabe a mar, huele a mar y es negra.

Síguenos en Twitter Sigue ‘Las Cosas de Niceto’ en Twitter

Anuncios