Berberechos

Otro de los básicos para estos días de festejo desmedido. Son baratos, muy ricos, ligeros, con muchas vitaminas y dan muchos juego en cuanto a movimientos de manos por la mesa. Son un vicio. También nos valdrían coquinas o almejas. Um, qué delicia!

Para los berberechos, lo más importante es limpiarlos bien: en un vol con agua y vinagre. Cambiar el agua un par de veces. Luego, Niceto los cuece en una cazuela grande, si queremos con un chorritín de agua o de vino blanco. Y cuando se abra, están para servir con un poquito de limón. Salivo.

Síguenos en Twitter Sigue ‘Las Cosas de Niceto’ en Twitter

Anuncios